En esta sección los asociado podran expresar  sus apreciaciones  en torno al quehacer cultural y artístico de la ciudad  y  el mundo. Para utilizar este espacio solo debe enviarlo a agremiarte@gmail.com, en formato word como archivo adjunto con una extensión de dos a tres páginas, asi como las imagenes que acompañen la información,  dichas  imagenes deben estar en formato jpeg con un tamaño de 320x 240 píxeles o 640x 480 píxeles. 

 

CARNAVAL ENTRE LO PÚBLICO Y LO PRIVADO

Por: Hugo Rafael Gonzalez Monsalvo
Luego del fallo del juez que inhabilitó a Carnaval S.A. para seguir organizando las fiestas, los barranquilleros tenemos en estos momentos una magnífica oportunidad para pensar y decidir qué hacer con nuestro principal patrimonio cultural. El señor Alcalde debe estar atento para determinar cuál es la mejor opción entre las muchas que seguramente se expondrán. Como ciudadano participo en la reflexión aportando algunas opiniones al respecto.

En el año 86, llego a Venecia, en pleno carnaval. Me acerco a la inmensa Plaza de San Marcos, con curiosidad noto que a ninguno se le cobra por ingresar.Ya en el majestuoso espacio, lo recorro sin restricciones. Veo que los presentes, con máscaras y disfraces, interactúan libre y espontáneamente.Todos somos, a la vez, espectadores y espectáculo. Se comparte una atmósfera de misteriosa y elegante complicidad con el otro.Después, transito las callejuelas adyacentes, atravieso los puentes y encuentro por doquier músicos, bailarines, acróbatas y teatro.En esos espacios para el esparcimiento colectivo nunca fue necesaria la presencia ostensible de ningún policía. Conservo de esos días el recuerdo de haber vivido en un ambiente de permisión y respeto al goce.
En el tren de retorno a Florencia, la sede de mis estudios de cinematografía, me resonaba aún la antigua frase en latín con que alardeaba Loredanna, una amiga italiana: “Semel in anno licet insanire”, que traduce “Una vez al año es lícito enloquecer”.Después, en las cátedras de comunicación visual, teoría del espectáculo, semiología de la cultura y las conferencias del semiólogo Umberto Eco con mis compañeros de estudio tuvimos la oportunidad de debatir los conceptos de carnavalización en la sociedad contemporánea y sus implicaciones con la postmodernidad.

Mucho tiempo después regreso a mi tierra, asisto al carnaval en la Vía 40. Hay sogas que dividen el espacio y soldados que controlan. Una multitud pasiva que observa y unas comparsas y disfraces que desfilan.Para obtener una vista preferencial es preciso pagar para subir a los palcos. Se nota que el espectáculo, con su alegría, se resiste al orden que se le quiere imponer. Sin embargo, el espíritu festivo que reina hace que la gente muy poco se detenga a cavilar sobre si esa es la mejor manera de disfrutar sus fiestas.
Hago la anterior comparación solo para tenerla como una referencia. La intención es la de que nos sirva de guía hacia la posibilidad de encontrar una solución al conflicto que anualmente se nos presenta en nuestras fiestas: una población deseosa de participar en el carnaval y unos espectáculos que limitan esa participación.Además, se evidencia una contradicción entre el espectáculo público y gratuito que brinda una parte de la comunidad y el usufructo privado que algunos pocos hacen del mismo.Habría que separar lo público de lo privado, para que cese la confusión.
Una posible solución sería que el Estado (el Distrito) brinde condiciones favorables para que la comunidad organizada realice espontáneamente sus fiestas en adecuados espacios públicos previamente convenidos.Donde la gratuidad y la libertad sean requisitos indispensables para que las tradiciones del carnaval y el folclor se mezclen dinámicamente con las manifestaciones emergentes de las nuevas generaciones.Al tiempo, el Distrito debe facilitar a los empresarios privados la realización simultánea de espectáculos pagos de carnaval, ofrecidos esencialmente a turistas.De esta manera las cosas quedarían claras: las comparsas o disfraces que se presenten en esos espectáculos (los negocios privados) serán las que se contraten, pagándoles por sus servicios de recreación profesional.El grueso de ciudadanos, la mayoría que solo pretende gozar la fiesta, disfrazados como quieran, podrán deambular a sus anchas por calles y plazas de unas ciudadelas del carnaval en distintos barrios de la urbe donde sea realizable el sueño de que el espectáculo de carnaval se disfrute sin limitaciones.Esta es una condición necesaria para que retorne el carnaval originario, para que el barranquillero vuelva a ser no solo espectador sino el verdadero actor de las fiestas.
En resumen, es conveniente que la Alcaldía Distrital, como autoridad democrática, conserve la prerrogativa de coordinar la realización de los festejos pero, por un lado, debe ceder a las diversas asociaciones cívicas y populares la organización autónoma de las mismas. Y por el otro, estimular a los empresarios del entretenimiento y del turismo para que realicen sus propios negocios ofreciendo, por ejemplo, desfiles de carnaval en escenarios privados. De esa manera los intereses públicos y privados estarían separados.Las organizaciones sin ánimo de lucro de carnavaleros que promuevan la cultura popular podrán recibir aportes estatales para destinarlos a la diversión espontánea en los barrios.Los empresarios que arriesguen sus capitales privados, por su parte, podrán obtener lícitas ganancias de sus negocios de carnaval sin que para ello usufructúen para su propio beneficio bienes públicos sin contraprestación alguna. Todos ganan, nadie pierde. La ciudadanía y el señor alcalde, tienen la palabra.
Caribanía Planetaria.Blog Cultural. Visítenos haciendo clic aquí:http://hugogonzalezmontalvo.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s